Sor Juana Inés de la Cruz habló de los líquidos humores como metáforas de lágrimas, y a ellas está dedicado este espacio, a las lágrimas provocadas por una novela... o por un cuento; por un poema... o por una canción; por una escultura... o por una construcción; por una ópera... o por un drama; por una fotografía... o por un dibujo; por un cómic... o por una pintura; por una película... o por un documental; por un... o por un...

martes, 29 de enero de 2008

GOYA Y LOS DESASTRES DE LA GUERRA (lágrimas aguadas)

QUÉ SON

Los Desastres de la guerra son 82 grabados que Francisco de Goya realizó entre 1810 y 1815, aunque por su crudeza no los publicó hasta 1863.

Nº 69: Nada, ello dirá


DE QUÉ TRATAN

Con estos grabados Goya quiso relatar el horror de la Guerra de la Independencia española. La serie supone una brutal crítica a la sinrazón de un conflicto armado, sin tomar partido por ninguno de los dos bandos. Su espíritu ilustrado, que había depositado su confianza en la monarquía de José I, se vio traicionado por las brutalidades de los soldados de Napoleón. Así muestra tanto a los franceses como a los españoles como auténticas máquinas de matar.

En estas estampas se exalta a la razón y al valor, en la misma medida que se critica el fanatismo, la crueldad, la injusticia y los vicios que trajeron como consecuencia el terror, el hambre y la muerte.

LA TÉCNICA DE LA AGUADA COMO INNOVACIÓN


Nº 36: Tampoco

Desde el punto de vista de la técnica, los Desastres de la guerra presentan una gran innovación: la aguada. Se trata de la aplicación directa del aguafuerte sobre la plancha con un pincel sin que medie protección alguna en esta. Es una técnica que proporciona suaves tonos rompiendo la brillantez de los blancos pero sin trama alguna, como sería el caso de la resina. De gran efecto si se aplica en zonas pequeñas, resulta difícil controlar los resultados en superficies amplias, quedando una mayor intensidad en los bordes de la mancha donde ha actuado el pincel, del mismo modo que ocurre en la acuarela.

Goya emplea en esta serie el mismo lenguaje visual que empleara en los Caprichos, la atención se centra con el reclamo que ejercen los blancos y que introducen al espectador en el contenido de la estampa.

Goya pudo plantearse la aguada como la solución ante la carencia de aguatinta, y la mala calidad de los materiales, barnices y resinas, que se evidencian en las falsas mordidas del ácido.


PARTES EN QUE SE DIVIDEN

- Primera parte (estampas 1 a 47), con estampas centradas en la guerra.

- Segunda parte (estampas 48 a 64), centrada en el hambre, bien sea consecuencia de los Sitios de Zaragoza de 1808 o de la carestía de Madrid entre 1811 y 1812.

- Tercera parte o Caprichos enfáticos (estampas 65 a 82), que se refieren al periodo absolutista tras el regreso de Fernando VII. En esta sección abunda la crítica sociopolítica y el uso de la alegoría mediante animales.



Del primer grupo, la número 7, titulada Qué valor!, es la única de la serie en la que Goya alude a un personaje concreto: Agustina de Aragón y su heroica actuación en la defensa de Zaragoza, personalizando el valor desbordado por las mujeres durante la Guerra de la Independencia. La mujer trepa por los cadáveres de los anónimos artilleros para disparar el cañón que salve a su ciudad y a la patria ante el ataque francés. La belleza de esta estampa viene motivada por su monumentalidad y su clasicismo.


La número 30, Estragos de la guerra, ha sido vista como un precedente del Guernica de Picasso por el caos compositivo, la mutilación de los cuerpos, la fragmentación de objetos y enseres situados en cualquier lugar del grabado, la mano cortada de uno de los cadáveres, la desmembración de sus cuerpos y la figura del niño muerto con la cabeza invertida, que recuerda al que aparece sostenido por su madre a la izquierda de la obra del malagueño.
















Más información:

Análisis individual de las estampas (fenomenal enlace en el que están explicados todos los grabados: técnica, motivo, etc.)

martes, 22 de enero de 2008

MI TÍO SPENCER (lágrimas egoístas)

ACABO DE LEER... Mi tío Spencer, Aldous Huxley

Aldous Huxley escribió varios libros de cuentos que, según algunos críticos, deben situarse entre lo mejor de su producción literaria. El libro que acabo de leer incluye seis de sus narraciones cortas: Mi tío Spencer; El sombrero mexicano; Hubert y Minnie; Fard: una mejora; El retrato, y El pequeño Arquímedes.



Independientemente de los argumentos de estos relatos destaca, sobre todo, el pensamiento y visión de la vida que tiene el escritor y que conocemos a través de las digresiones que introduce. Lo más valioso en un libro de narrativa es (en mi opinión) que la historia que nos ha relatado nos haga pensar y reflexionar sobre la vida y nuestra existencia, que lo que hemos leído sea una especie de enseñanza, y esto ocurre con unos pocos narradores extraordinarios, uno de ellos Huxley.

Hace muchos años leí Un mundo feliz, la obra por la que es más conocido, y es una de esas novelas que no se olvidan nunca, y sé que lo mismo me va a ocurrir con algunos de los cuentos que acabo de leer. De todos ellos, tal vez el que más me ha impresionado es El pequeño Arquímedes, historia que Gianni Amelio (director de Cinema Paradiso) adaptó para la televisión. Es un relato sobre la estupidez humana y el egoísmo; sobre el abandono y el conformismo ante las circunstancias. Trata sobre la capacidad que tenemos las personas de cambiar el destino de otras y la posibilidad (tan habitual y natural) de que un error pueda ser fatal. Como dice el narrador del cuento sobre el niño protagonista, Guido (el 'pequeño Arquímedes'):

Este niño, me dije, ha tenido la suerte de nacer en una época que le permitirá emplear adecuadamente su capacidad (...) Pensé también en el triste destino de todos los hombres nacidos fuera de tiempo, lo cual les impidió llevar a cabo labor alguna de valor. Beethoven, nacido en Grecia, se hubiera tenido que contentar con tocar melodías afiladas en la flauta o en la lira.

Se puede decir que el tema de todos estos relatos es el del egoísmo: en Mi tío Spencer está representado por la joven de la que se enamora Spencer, un hombre tímido e inseguro, objeto de burla por parte de ella, que es encerrado temporalmente en un campo provisional de concentración cuando estalla la guerra mundial; la cobardía y el egoismo amoroso también lo representa Hubert en el cuento Hubert y Minnie. En El sombrero mexicano el egoísmo está encarnado en el joven que se hace pasar por pintor y experto en arte con el objeto de ampliar su círculo de amistades sociales. El cuento Fard: una mejora, es la superficialidad y egoísmo de la señora con respecto a su criada enferma lo que nos saca de quicio, y en El retrato, es el egoísmo del vendedor de arte con respecto a un pobre inculto que acaba de comprarse una gran casa en el campo.

domingo, 20 de enero de 2008

MOULIN ROUGE (lágrimas cantadas)

Lo más grande que te puede suceder es que ames y seas correspondido.



Esta es la frase en torno a la que gira el musical Moulin Rouge dirigido por Baz Luhrmann en 2001. Protagonizado por unos fantásticos Ewan McGregor (como Christian) y Nicole Kidman (como Satin -yo creo que es su mejor papel-) narra la historia de un amor imposible. El argumento está basado en La dama de las camelias, de Alexandre Dumas (hijo), que ha inspirado historias como La Traviata, de Giusseppe Verdi.





La película, en su estreno, suscitó opiniones radicales: desde los que la tacharon de fraude (por factores como tener un argumento simple y carecer de una banda sonora original -ya que las canciones son versiones de grandes éxitos musicales de los 80-) hasta los que hablan de una obra maestra absolutamente original, romántica hasta más no poder y sorprendente.

Yo me sumo al grupo de los que hablan de una gran película, porque me encantó precisamente por su originalidad y esa capacidad que tiene de sorprender, empezando por las versiones musicales que no te esperas y siguiendo por las coreografías, como la de esta versión tanguera del Roxanne de The Police:



Independientemente de cualquier opinión, el musical tuvo su reconocimiento ya que fue nominada a ocho premios Oscar (de los que obtuvo mejor dirección artística y vestuario) y ganó tres Globos de Oro (mejor actriz de musical, mejor banda sonora y mejor película musical).

Por la película, ambientada a finales del XIX, circula Henri de Toulouse-Lautrec (que encarna el actor John Legizamo) junto con la tropa de excéntricos personajes que posiblemente conociese cuando vivió en Montmartre.

Se pueden leer curiosidades de la película en la web www.tepasmas.com.

domingo, 13 de enero de 2008

ÁNGEL GONZÁLEZ (lágrimas de despedida)

ME BASTA ASÍ

Si yo fuera Dios
y tuviese el secreto,
haría
un ser exacto a ti;
lo probaría
(a la manera de los panaderos
cuando prueban el pan, es decir:
con la boca),
y si ese sabor fuese
igual al tuyo, o sea
tu mismo olor, y tu manera
de sonreír,
y de guardar silencio,
y de estrechar mi mano estrictamente,
y de besarnos sin hacernos daño
-de esto sí estoy seguro: pongo
tanta atención cuando te beso-;
entonces,
si yo fuese Dios,
podría repetirte y repetirte,
siempre la misma y siempre diferente,
sin cansarme jamás del juego idéntico,
sin desdeñar tampoco la que fuiste
por la que ibas a ser dentro de nada;
ya no sé si me explico, pero quiero
aclarar que si yo fuese
Dios, haría
lo posible por ser Ángel González
para quererte tal como te quiero,
para aguardar con calma
a que te crees tú misma cada día,
a que sorprendas todas las mañanas
la luz recién nacida con tu propia
luz, y corras
la cortina impalpable que separa
el sueño de la vida,
resucitándome con tu palabra,
Lázaro alegre,
yo,
mojado todavía
de sombras y pereza,
sorprendido y absorto
en la contemplación de todo aquello
que, en unión de mí mismo,
recuperas y salvas, mueves, dejas
abandonado cuando -luego- callas...
(Escucho tu silencio.
Oigo
constelaciones: existes.
Creo en ti.
Eres.
Me basta.)

Palabra sobre palabra, 1965



Ayer murió el gran poeta Ángel González, perteneciente a la Generación del medio siglo. Fue, posiblemente, el ejemplo más claro de transición de la poesía social al nuevo estilo poético que aparece en la década de los 60 y que se conoce como poesía de la experiencia o poesía del conocimiento.

Características de su poesía son los juegos de palabras y el tono narrativo y coloquial.

Se pueden leer más poemas de Á. González en A media voz.

miércoles, 9 de enero de 2008

FOTÓGRAFOS CON TALENTO (lágrimas creativas)

La página http://www.quierosercreativo.com/ recoge 18 talentos fotográficos (78 imágenes en total) a los que merece la pena echar un vistazo.

Algunos de estos fotógrafos "talentosos" son Amy Stein, neoyorquina nominada como una de los 15 fotógrafos emergentes del año por la American Photo. Una foto suya es esta (yo me pregunto... ¿estaba ella detrás del oso?).



Otro de los fotógrafos es Matt Stuart, que manipula la realidad de una manera divertida.



Y Diane Varner, con fotos tan increíbles como esta:

miércoles, 2 de enero de 2008

CHARLES CHAPLIN (lágrimas mudas)

Chaplin en imágenes es la primera exposición dedicada a Charles Chaplin que se organiza en España. Organizada por la Fundación La Caixa, se podrá ver hasta el 27 de abril en Barcelona y que después vendrá a Madrid. Esta muestra, que reúne alrededor de 250 documentos casi todos fotografías, carteles, revistas y fotogramas de películas, es una buena ocasión para ver cómo Charles Spencer Chaplin se transformó en Charlot, un personaje universal que es todo un icono del cine y del siglo XX.



Chaplin (1889-1977), que trabajó en casi un centenar de películas, llegó a convertirse en la figura más representativa del cine mudo. La primera vez que Charlot apareció en pantalla fue en 1914, aunque como un personaje grosero y antipático, y la última vez fue en la película Tiempos modernos, realizada en 1936.

Uno de los cortos que más me gustan de Chaplin es Charlot en el balneario (The Cure, 1917), con un ritmo trepidante lleno de gags en el que un Charlot alcohólico intenta curarse y al final consigue que todos acaben tan borrachos como él (buenísima la escena del masajista). El vídeo dura 10 minutos.




En la página web de El Mundo se puede ver una selección de las imágenes que integran la muestra.


P.D. Aprovecho el primer post del año para desaros un 2008 lleno de salud, dinero y amor.