Sor Juana Inés de la Cruz habló de los líquidos humores como metáforas de lágrimas, y a ellas está dedicado este espacio, a las lágrimas provocadas por una novela... o por un cuento; por un poema... o por una canción; por una escultura... o por una construcción; por una ópera... o por un drama; por una fotografía... o por un dibujo; por un cómic... o por una pintura; por una película... o por un documental; por un... o por un...

miércoles, 20 de febrero de 2008

EL TRAVOLTA (lágrimas febriles)

John Travolta pasará a la historia del cine por sus insuperables bailes en Saturday night fever, coreografías que estuvo preparando durante nueve meses.







Que tire la primera piedra aquel que no lo haya emulado alguna vez en su vida (con el fondo de los Bee Gees, por supuesto). Y para muestra, aquí está la parodia que hicieron en Aterriza como puedas.

domingo, 17 de febrero de 2008

MARIANO FORTUNY (lágrimas ecléticas)

Gracias a la exposición El siglo XIX en el Prado podemos admirar en "vivo" algunos de los cuadros de la última etapa de Mariano Fortuny, uno de los pintores españoles más importantes y que influyó en Sorolla, entre otros.

En la exposición está el precioso Los hijos del pintor en el salón japonés, que muestra una temática diferente a los habituales cuadros de Fortuny, quien hasta entonces había pintado teniendo en cuenta los gustos más acordes con el público burgués.




Estos son otros de los magníficos cuadros suyos que podemos ver en la exposición:




El Desnudo en la playa de Portici es la silueta de uno de sus hijos, tumbado al sol en una playa italiana. Teniendo en cuenta el tamaño del lienzo (13x19 cm) es increíble la minuciosidad con que está pintado. La luz y el color de esta obra lo ponen en relación con el impresionismo y lo conecta con la obra que posteriormente hará Sorolla (véase Niños en la playa, cuadro que también podemos ver en la misma exposición).







El Jardín de la casa de Fortuny fue terminado por su cuñado, Raimundo de Madrazo (añadió las figuras de Cecilia -hija de Madrazo- y del perro), después de la temprana muerte del artista (con 36 años) víctima posiblemente de la malaria, complicada con una dolencia gástrica motivada por el vicio de chupar los pinceles de la acuarela.



Su estilo (eclético) y su obra le definen como un auténtico genio que marcó a toda una generación de pintores europeos y que pudo revolucionar la pintura española de haber seguido vivo.


Imágenes de los cuadros: Snap3 y Museo del prado.

Más información sobre "El siglo XIX en el Prado":

Asociación aragonesa de críticos de arte

Luxurytraveler (en inglés)

viernes, 8 de febrero de 2008

PAUL CEZÁNNE (lágrimas post-impresionistas)

PADRE DEL ARTE MODERNO Y DE LAS VANGUARDIAS


Cézanne era mí sólo y único maestro. No creáis que me limitaba a mirar sus cuadros... Pasé años estudiándolos... Cézanne era como un padre para todos nosotros. Picasso

Henri Matisse admiraba su utilización del color y Pablo Picasso desarrolló la estructura de la composición plana de Cézanne para crear el estilo cubista.

Fue un pintor incomprendido en su época: suspendió el ingreso en la Escuela de Bellas Artes de París y recibió el rechazo e, incluso, insultos tanto de la crítica como del público.


IMPRESIONISTA A SU MANERA




Del estilo expresionista de sus primeros cuadros, pasó al impresionismo después de conocer a Pissarro en París, en 1862. Pasa de los colores oscuros a los claros y se interesa por escenas de la vida rural. Sin embargo, el propio pintor reconoce que sus metas artísticas son incompatibles y comenzará un camino de búsqueda personal que lo irá alejando de los impresionistas, entrando en lo que se conoce como neoimpresionismo o postimpresionismo.


El cuadro La casa del ahorcado, pintado entre 1872-73, es posiblemente su obra más impresionista. Sin embargo, en este lienzo Cezánne emplea la técnica impresionista de una forma personal, como el forzado punto de vista elegido; la forma de aplicar el color, con pequeñas pinceladas unas sobre otras con la que consigue crear cierto efecto de relieve o la estructuración del espacio en dos grandes zonas complementarias, ocupando el centro los geométricos techos que nos conducen hacia las verdes praderas del fondo. Para el pintor, la "forma sólo alcanza su plenitud cuando el color posee su mayor riqueza".


SU APORTACIÓN AL CUBISMO


Cézanne tenderá a construir sus temas de acuerdo a formas geométricas simples como la esfera, el cono y el cilindro, articulándolas mediante la composición y adecuadas alteraciones de la perspectiva, intentando recuperar la forma y el volumen a través del color. Captará los objetos desde puntos de vista diferentes para romper con las leyes tradicionales de la perspectiva. El propio Cézanne hablaba de modular el color en lugar de modelar el claroscuro de la pintura tradicional.





Cezánne, de esta forma, se convierte en un claro antecedente del cubismo, como puede verse en este cuadro titulado Gardanne, pintado entre 1885-87, en el que se observa que el pintor centrar su atención en la construcción volumétrica de los edificios, acentuando sus siluetas a través de líneas negras que enlazan con el sintetismo de Gauguin.


Otros cuadros en los que podemos observar esta técnica son, entre otros, Casa y granja en el Jas de Bouffan o Castillo de Médam.








Sus paisajes, bodegones y retratos rompen con la concepción tradicional de profundidad, definida por planos sucesivos, e intentan captar pictóricamente la estructura interior de las cosas.



ETAPA FINAL


Su máxima capacidad creativa se desarrolla en 1890, cuando realiza un viaje de cinco meses a Suiza. Empieza a trabajar en la serie de los jugadores de cartas y continúa con sus naturalezas muertas, intentando transmitir la estructura de los objetos que aparecen en sus composiciones.





Este es el cuadro más popular de su serie los jugadores de cartas. El protagonista del lienzo es el color, obtenido en estado puro y realizado con fluidas pinceladas que conforman elementos identificativos del cubismo.

No será hasta 1904 cuando su obra sea aceptada por primera vez en el Salón de Otoño gracias a la promoción que desde hacía unos años había hecho de su obra Ambroise Vollard, un ambicioso marchante parisino. Su estilo empieza a influir en otros artistas.





Más información sobre Paul Cezánne:

Estudio de toda la obra del pintor y sobre el impresionismo
Biografía de Paul Cezánne
Biografía extensa y galería de todos sus cuadros
Análisis de Los jugadores de cartas






martes, 5 de febrero de 2008

AUTORRETRATO: JAIME GIL DE BIEDMA (lágrimas personales)

De qué sirve, quisiera yo saber, cambiar de piso,
dejar atrás un sótano más negro
que mi reputación —y ya es decir—,
poner visillos blancos
y tomar criada,
renunciar a la vida de bohemio,
si vienes luego tú, pelmazo,
embarazoso huésped, memo vestido con mis trajes,
zángano de colmena, inútil, cacaseno,
con tus manos lavadas,
a comer en mi plato y a ensuciar la casa?

Te acompañan las barras de los bares
últimos de la noche, los chulos, las floristas,
las calles muertas de la madrugada
y los ascensores de luz amarilla
cuando llegas, borracho,
y te paras a verte en el espejo
la cara destruida,
con ojos todavía violentos
que no quieres cerrar. Y si te increpo,
te ríes, me recuerdas el pasado
y dices que envejezco.

Podría recordarte que ya no tienes gracia.
Que tu estilo casual y que tu desenfado
resultan truculentos
cuando se tienen más de treinta años,
y que tu encantadora
sonrisa de muchacho soñoliento
—seguro de gustar— es un resto penoso,
un intento patético.
Mientras que tú me miras con tus ojos
de verdadero huérfano, y me lloras
y me prometes ya no hacerlo.

Si no fueses tan puta!
Y si yo supiese, hace ya tiempo,
que tú eres fuerte cuando yo soy débil
y que eres débil cuando me enfurezco...
De tus regresos guardo una impresión confusa
de pánico, de pena y descontento,
y la desesperanza
y la impaciencia y el resentimiento
de volver a sufrir, otra vez más,
la humillación imperdonable
de la excesiva intimidad.

A duras penas te llevaré a la cama,
como quien va al infierno
para dormir contigo.
Muriendo a cada paso de impotencia,
tropezando con muebles
a tientas, cruzaremos el piso
torpemente abrazados, vacilando
de alcohol y de sollozos reprimidos.
Oh innoble servidumbre de amar seres humanos,
y la más innoble
que es amarse a sí mismo!

"Contra Jaime Gil de Biedma", Poemas póstumos (1968)

Fotografía: Guasti


Jaime Gil de Biedma: biografía y poesías